Conozca el subsidio 'doble' con el que podrá recibir hasta $41 millones para viv

Las familias que devenguen hasta $1.656.232 al mes - incluyendo hogares unipersonales - podrán recibir tanto los subsidios del programa Mi Casa Ya del Gobierno como el auxilio entregado por las cajas de compensación familiar, algo que antes no era posible.

Se trata de una figura llamada subsidio ‘concurrente’, o doble, y que permitirá que las familias tengan hasta $41.405.800 de beneficio.

De esa cifra, $24.843.480 corresponden a las cajas de compensación familiar; y $16.562.320, al Gobierno Nacional.

Esto aplica para adquirir una Vivienda de Interés Prioritario (VIP), que no supere los $74.530.440; o Vivienda de Interés Social (VIS), que no supere los $124.217.400.


“Antes, los beneficiarios debían escoger entre el subsidio del Gobierno y el de su caja de compensación familiar, eliminando la posibilidad de recibir el monto necesario para que, por ejemplo, hogares con ingresos inferiores a los dos salarios mínimos pudieran tener cierre financiero mucho más fácil”, afirmó Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.

A las sumas mencionadas, se agregará el beneficio de subsidio a la tasa de interés, que es del 5 % efectivo anual en el segmento VIP; y del 4 % en el VIS.

A las sumas mencionadas, se agregará el beneficio de subsidio a la tasa de interés, que es del 5 % efectivo anual en el segmento VIP; y del 4 % en el VIS.

En el caso de una vivienda de $124.217.400, por ejemplo, ese porcentaje de descuento equivale a $19.300.000 de ahorro en los primeros siete años del crédito.

“La gran importancia del subsidio concurrente es que le permite a las personas de menores ingresos que realmente puedan hacer un cierre financiero y puedan obtener el beneficio de tener vivienda propia”, dijo Felipe Montoya, gerente de Vivienda de la Caja de Compensación Comfandi.

En el caso de esta entidad, cerca de 500.000 afiliados en el Valle se encuentran dentro del tope salarial que cubre el subsidio concurrente.

“Muchas de las personas que se ganaban menos de dos salarios mínimos, al momento de llegar a los bancos les estaban negando los créditos porque salían a un valor muy alto y no eran suficientes sus ingresos para poder pagar la cuota”, agregó.

La suma o ‘concurrencia’ de los subsidios era una de las recomendaciones hechas en los últimos meses por gremios como Camacol, con tal de acelerar el sector de la construcción.

“El sector estaba esperando justamente este decreto. Sin duda es una buena noticia y una oportunidad única para los colombianos. Lo que hemos dicho es que a esto también se podría sumar el subsidio Municipal, que en Cali es de 20 salarios mínimos. E incluso, le hemos propuesto a los actuales candidatos a la Gobernación plantear un subsidio departamental, que puede ser de 4,8 salarios mínimos”, anotó Alexandra Cañas, gerente de la Cámara de la Construcción del Valle del Cauca, Camacol Valle.

La ejecutiva también destaca la posibilidad de beneficiar también a jóvenes profesionales. “Algo importante a tener en cuenta es que la vivienda también se conforma por un hogar unifamiliar. Si eres un profesional que devenga menos de dos salarios mínimos, y quieres comprarte tu apartamento, perfectamente puedes acceder a ese programa. Es maravilloso”, añadió.