Caleños crean casa que se construye con ladrillos ecológicos

‘Homecell’, una empresa resultante del ingenio caleña, propone un novedoso sistema de construcción en el que los ladrillos convencionales se dejan a un lado para utilizar bloques ecológicos fabricados a partir del residuo que deja la producción de empaques de plástico y de fibras naturales como las cascarillas de arroz y café. Fue Carlos Andrés González, quien, junto a su familia, se empeñó en empujar esta iniciativa empresarial.

“Impactamos positivamente al medio ambiente porque aprovechamos el plástico que las empresas desechan. Normalmente, este material se iría para la basura y tardaría hasta 400 años en degradarse; sin embargo, lo que hacemos nosotros es aprovechar la durabilidad de este material para construir viviendas que tienen gran resistencia”, explica Carlos.

Los bloques creados no son solo innovadores por el material con que se fabrican, sino que ofrecen otro tipo de ventajas: la geometría hueca que tienen permite que las ondas de sonido y el  calor no se propaguen con facilidad, lo cual se traduce en que al interior de la casa se puede disfrutar de hasta 5 grados menos que la temperatura ambiente y el ruido de los carros o de los vecinos se puede escuchar en menor medida.

Como una gran comunidad que se apoya, la familia contactó a uno de sus tíos en España,  a José Rafael González, quien tenía más de 30 años trabajando en investigación de maderas plásticas y había sido galardonado en el viejo continente por sus desarrollos para diseñar los ladrillos. Entonces, luego de varios años de investigación, concibieron crear una compañía que reutilizara los plásticos, una que tuviera el firme objetivo de aportar a la preservación del planeta.

Carlos Andrés cuenta que el ensamblaje de estas piezas es “fácil y práctico” pues, al ser bloques modulares, todos encajan perfectamente entre sí. Esto permite que el cliente pueda diseñar la casa de sus sueños y el único límite sea su imaginación.

El proyecto de innovación de estos caleños ha recibido grandes reconocimientos a nivel internacional como en los Premios Emprendedor XXI en La Rioja, España; en el evento Escala Concordia como Emprendedor Latinoamericano 2017 y estuvieron presentes en el Concordia Summit 2017 en Nueva York.

Si alguien estuviera interesado en realizar un diseño único, acorde a los estándares estéticos convencionales, podría enchapar, resinar, aplicar estuco veneciano, Graniplast, efectos envejecidos al óleo, o cualquier acabado de obra blanca.

Además, como la superficie de los bloques ecológicos es plana, no es necesario repellar ni aplicar rellenos; aspecto que disminuye en un 50% el gasto en materiales para acabados. Así, una casa de 45 metros cuadrados se puede terminar por completo en un mes y medio invirtiendo tan solo 30,2 millones de pesos.

Para construir una vivienda usando el concepto HomeCell, solo se requiere un despliegue ilimitado de creatividad, un lote y la convicción de realizar cambios que contribuyan a la sostenibilidad arquitectónica, a la preservación del planeta, a ahorrar dinero con materiales más baratos, de gran durabilidad, y versatilidad.