Menú

VIVIR EN PANCE LA MEJOR OPCIÓN

Ver

CÓMO VA EL PROCESODE LAS LICENCIAS

CÓMO VA EL PROCESO DE LAS LICENCIAS

En diciembre de 2017, el Juzgado 13 Administrativo de Cali decretó una medida cautelar que suspendía las licencias de construcción otorgadas y futuras en la Comuna 22.

Esto ocurrió a raíz de una acción popular emprendida por la Procuraduría Ambiental y Agraria para el Valle del Cauca, en la cual solicitaban cancelar la expedición de licencias de construcción en esta zona.

En abril de 2018, cuatro meses después, el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle, levantó la medida, argumentando que no existían elementos probatorios sobre los cuales fundamentar la medida cautelar.

Al respecto, aclara Jorge Iván Zapata López, director de Planeación Municipal de la ciudad, “el tribunal levantó las medidas cautelares por considerar que el POT es una norma vigente, que fue aprobada por acuerdo municipal y que debió surtir todos los consensos en materia ambiental y técnica”.

Las denuncias

La problemática estuvo marcada por declaraciones de la Procuraduría Ambiental, en las cuales afirmaron que desde el 2014 a diciembre de 2017 se habían expedido 100 licencias de construcción para la Comuna 22, zona que comprende desde Ciudad Jardín hasta Pance.

A esto se le suma que el Dagma reveló que adelanta 16 procesos por captaciones de agua no autorizada, entre ellas, siete contra viviendas y conjuntos residenciales.

Lo que se buscaba con esta acción popular desde la Procuraduría Ambiental era que la Administración Municipal revisara la capacidad que tiene esta comuna de recibir más proyectos de construcción, en detrimento de las necesidades básicas de la población, como mejores servicios públicos y mejores vías en la zona.

Vía libre a licencias

A pesar de esto, desde el Municipio se defendió la postura que las licencias están de acuerdo con el POT y que este se ajusta a la ley, por tal razón, el tribunal levantó la medida cautelar.

Esto coincide con lo expresado por el director de Planeación, “el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) cumplió unas etapas de concertación ambiental, técnica y ciudadana durante su proceso de formulación y adopción entre los años 2012 y 2014”.

De acuerdo con esto no habría infracción de derechos colectivos que amerite la suspensión de licencias.

Entonces, levantada la medida cautelar se permite de nuevo la expedición de las licencias de construcción, además de los permisos ambientales, en las curadurías urbanas de Cali.

Las constructoras podrán tramitar los permisos para sus nuevos proyectos de manera habitual y los proyectos que habían quedado inconclusos cuando se cancelaron las licencias otorgadas en 2017, podrán finalizar su construcción.

Zona urbana o rural

Este proceso sobre las licencias dio lugar a un malentendido sobre el estado de la Comuna 22, y de Pance en particular.

Se afirmó que en el nuevo POT se había cambiado la naturaleza rural de la comuna, para volverla urbana. Sin embargo, como aclara el funcionario, “Pance sigue siendo zona rural y tiene una porción del territorio que es suelo suburbano”.

De hecho, el Plan de Ordenamiento Territorial del 2014, que está en vigencia, no modificó esas áreas, ya que se conservó lo mismo que en el POT del 2000.

Según esto, la zona urbana termina como siempre ha sido, en la Carrera 127 de la ciudad, que pertenece a la Comuna 22.

Actualidad del proceso

Si bien el Tribunal levantó la medida cautelar, dentro del proceso con la Alcaldía y la Procuraduría Ambiental está pendiente de fijar una fecha para la Audiencia de Pacto de Cumplimiento, donde se revisarán las denuncias y las pruebas que se tienen para sustentarlas.

Además, se encuentra en proceso otra acción popular interpuesta por líderes sociales de la Comuna 22.

HABITANTES LE HACEN FRENTE A LA SEGURIDAD

HABITANTES LE HACEN  FRENTE A LA SEGURIDAD

Hace aproximadamente tres meses se logró frustrar un robo en una vivienda del sector de Pance, gracias a un vecino que alertó y avisó por uno de los grupos de WhatsApp a la Policía, quienes reaccionaron oportunamente llegando al lugar para tomar control de la situación.

Como este han sido varios los casos en que los mismos residentes del sector han podido informar a las autoridades cualquier anomalía que se presenta para así actuar rápido y evitar hurtos a casas, vehículos o personas.

Y es que en busca de mejorar la seguridad del sector de Pance, el Comité de Seguridad de la Comuna 22, integrado por los habitantes, autoridades, instituciones y organizaciones, creó un plan estratégico para trabajar de una manera planificada por la seguridad de la zona.

“Este plan estratégico es una evaluación de todo lo que se requiere para mejorar y reforzar en seguridad. Ahí también están registrados los delitos que existen, se tienen estadísticamente evaluados y se ha hecho un análisis de las prioridades o delitos de más impacto. “Con base en esta información se han creado actividades estratégicas para poder trabajar en una mejora”, cuenta Gabriel Gallego, presidente de la JAC El Retiro y miembro del Comité de Seguridad de la Comuna 22.

Las actividades comprenden desde grupos de chat por WhatsApp, organizados por los residentes de cada cuadra, donde se anuncia cualquier anomalía en el sector, hasta la creación de un botón de pánico con una aplicación de la Policía para actuar oportunamente ante un delito.

Frentes de seguridad

Desde hace dos años se crearon los Frentes de Seguridad, una estrategia que consiste en mantener un contacto continuo de la comunidad con la Policía, por medio de chats de WhatsApp para evitar robos y reforzar la seguridad del sector.

“Empezamos a formar los grupos de chats por cuadras o callejones. La idea con este grupo es que las personas puedan informar todo lo que vean sospechoso, por ejemplo, si observan un carro que está durante un tiempo estacionado y que no se ha visto antes, se escribe de inmediato por el grupo y la Policía envía un cuadrante para atender la situación”, explica Olga Naranjo, una de las coordinadoras del Frente de Seguridad de la comuna 22.

Actualmente, se cuenta con 16 frentes de seguridad.  Dentro de cada grupo de chat se designa un coordinador que está pendiente de todo lo que ocurre.

Botón de pánico

Las personas que hacen parte de los frentes de seguridad (chats por WhatsApp) y que deseen, se les instala en el celular un botón de pánico para que cuando se presente un hurto, un delito o una urgencia, puedan dar aviso inmediato a la policía encargada del sector.

“Este botón de pánico dispara una llamada a un 018000, pero no es una llamada sino una alarma que llega a la central de radio, y la central de radio ya sabe en qué dirección es, qué cuadrante y qué patrulla le corresponde atender la urgencia”, indica el Intendente Pulgarín.

Para instalar esta alarma en un teléfono móvil se puede hacer de manera gratuita, solo se requiere el número de celular y la fotocopia de cédula de quien va a quedar a nombre la alarma.

Este botón de pánico se está implementando desde hace 8 meses.

 

LAS DOS CARAS DE PANCE

LAS DOS CARAS  DE PANCE

Características como las amplias zonas verdes, riqueza de flora y fauna, infraestructura vial renovada, la creciente oferta de proyectos de vivienda y su valorización hacen de Pance uno de los sectores de Cali más exclusivos para vivir.

Esto ha hecho que muchos compradores pongan hoy su mirada en esta zona, ya que buscan vivir en entornos más favorables para la salud y que propicien el confort y la tranquilidad.

De hecho, allí se desarrollan proyectos urbanísticos con alto sentido estético, pero además funcionales y que vinculan a la naturaleza en su diseño.
Pero aún con todas sus ventajas, Pance también sufre algunos dolores de cabeza, en los que se debe trabajar para mejorar.

Conozca a continuación sus dos caras, contadas desde la comunidad.

EN QUÉ PUEDE MEJORAR

Sobrepoblación

Para Alberto Castro, presidente de la parcelación Cañasgordas y residente del sector hace 35 años, Pance tiene una infraestructura concebida para un barrio campestre rural, tanto en alcantarillado, como en energía y vías.

“El problema es que con el tiempo el sector se volvió ideal para universidades y colegios, que aportan 90.000 habitantes flotantes que entran y salen todos los días, pero con esa infraestructura deficiente todo es un desastre. Hoy es difícil entrar o salir, hay trancones en los que uno se puede demorar una hora”, expresa Castro, quien reveló que ya se presentó una acción popular para buscar que el municipio no autorice más crecimiento”.

Vías y movilidad

Otro de los problemas del sector es la falta de andenes. Habitantes han denunciado que en unas partes no se han construido y en otras por seguridad los propietarios corrieron los muros y sembraron árboles afuera de sus casas, omitiendo los espacios para el peatón. Igualmente, Hugo Salazar Jaramillo, ingeniero sanitario y líder cívico de la Comuna 22 advierte que el estado de las calles no es el mejor.

“Faltan entradas y salidas formales de la Comuna. Si las longitudinales y las transversales, que tienen los perfiles viales definidos, como la Avenida Berchmans o Carrera 118,  El Callejón de las Chuchas o Carrera 122, la Avenida La María o Carrera 125 y la Avenida El Banco o Carrera 127 tuvieran el trazado completo, la movilidad sería mejor”, comenta.

De hecho, aunque la comuna 22 es una entrada y salida de Cali tiene una sola vía de ingreso que es la Calle 16, que se convierte en Calle 18 o Avenida Cañasgordas.

Seguridad

Aunque en el sector hay unos cuadrantes siempre activos y una comunicación directa entre el comandante y los cuadrantes, la comunidad se queja de que falta un plan integral de seguridad.

Y uno de los factores relacionados con este problemas es el crecimiento de las ventas ambulantes en la zona, tal como lo precisa el líder de la comuna, Hugo Salazar.

“Pance y sus inmediaciones nacieron como un suburbio de ciudad de pocas viviendas con áreas verdes muy grandes, con todo el beneficio ambiental en materia de fauna, flora, ríos y quebradas. De hecho, la comuna 22 es la única que cuenta con tres ríos: Meléndez, Lili y Pance, más una gran serie de quebradas”, asegura Hugo Salazar Jaramillo, ingeniero sanitario y líder cívico de la Comuna 22.

Gracias a varios estudios realizados con la Universidad Icesi y el Dagma, se hizo una caracterización ambiental de la zona y se registraron 250 especies de aves, 28 de mamíferos, 18 de reptiles, 11 de anfibios y peces y 224 especies de árboles, los cuales representan el 80% de la fauna y la flora que existe en el Valle del Cauca. Y es precisamente, su riqueza ambiental su mayor atractivo.

A su vez, el sector es reconocido como uno de los sitios turísticos por excelencia de la ciudad. Es visitado por cientos de personas cada semana, quienes buscan refrescarse en el río, caminar o hacer deporte por los diferentes senderos y compartir con su familia y amigos un buen rato.

José Julián Duque es uno de ellos y después de cuatro años volvió al río Pance y notó varios cambios positivos “veo un gran progreso, la vía quedó bien terminada; eso sí hasta un punto, ojalá toda la carretera hasta la Chorrera del Indio quedara así. Me gustaron mucho los senderos para caminar, voy a traer a mi abuela. También quedé sorprendido con las casas que han hecho, porque son bonitas y están muy bien ubicadas, se puede ver toda la ciudad, es una vista increíble”.

Cabe resaltar que Pance está a un paso de la zona de los Farallones de Cali, destino propicio para el ecoturismo y el avistamiento de aves.

 

INMUEBLES CON UNA ALTA VALORIZACIÓN

INMUEBLES CON UNA  ALTA VALORIZACIÓN

La ubicación es una condición fundamental para que una propiedad se valorice en el mercado inmobiliario. Por esta y otras razones, el sector de Pance es ideal para invertir.

“Pance tiene una confluencia de varios aspectos que le permiten distinguirse con relación a otros sectores de la ciudad”, explica Miguel Huertas, gerente regional de Inacar S.A.

Una de las características determinantes que ayudan a valorizar un inmueble en Pance es la riqueza natural del sector. Por un lado, está su cercanía con los Farallones y por otro, la existencia del ecoparque río Pance.

Para Óscar Gómez, arquitecto y gerente de La Lonja de Propiedad Raíz Cali, “es un sector atractivo por las características ambientales y su oferta de servicios complementarios de carácter institucional, comercial y recreativos”, explica.

Con respecto a los inmuebles que se ubican dentro de la ciudad como en la zona oeste, Pance sobresale porque ofrece una mejor calidad de aire y variedad de zonas verdes, contribuyendo a la calidad de vida de sus habitantes.

Según Gómez, “además Pance es un sector homogéneo y está identificado con las personas de estrato seis”, por lo cual, alberga diferentes clubes sociales de prestigio para esta población, como son el Campestre, el Shalom y el Farallones. Estos lugares brindan una oferta recreativa muy solicitada por los posibles compradores”.

Otra característica importante del sector que genera valorización es la cercanía a importantes instituciones educativas, tanto colegios como universidades.

De hecho, en Pance se encuentran los colegios La Arboleda, Berchmans, Claret, así como las universidades Javeriana, San Buenaventura e Icesi, entre muchos otros centros educativos de alta calidad.

Esto lo confirma el gerente regional de Inacar, al decir que “en comparación con otras zonas, para las constructoras un punto fundamental en la valorización es la cercanía a lugares necesarios para cada persona, es decir, que el inmueble esté rodeado de colegios, universidades, centros comerciales, con vías de fácil acceso para desplazace a cualquier parte”.

Sin embargo, aclara Gómez, Pance tiene dos inconvenientes como son las dificultades de movilidad y los problemas con relación a los servicios públicos.

La movilidad cuenta

Actualmente desde la Alcaldía Municipal se adelanta la construcción del tercer carril de la vía Cali-Jamundí, así como la segunda calzada de la avenida Cañasgordas.

De hecho, la movilidad también se tiene en cuenta en la valorización de este exclusivo sector. Para Huertas, “aunque ahora es un poco traumático por las mejoras que se están realizando, con base en todas las alternativas de desarrollo de vías que ha planteado la Alcaldía a mediano y largo plazo, la movilidad será otra ventaja de vivir en Pance”.

Con la realización de las nuevas obras viales se planea superar la congestión vehicular que suele presentar la zona y mejorar el aspecto externo del sector.

Estas obras también brindarían una movilidad más rápida de los habitantes hacia los diferentes puntos de la ciudad.

Inmuebles para estrato seis

Un aspecto que influye en la valorización, pero que suele olvidarse, es que los proyectos en Pance vienen a suplir la necesidad de nuevos inmuebles para estrato seis. Debido a que ya no se consiguen con facilidad propiedades en otras zonas tradicionales de la ciudad como el norte y el oeste para este sector de la sociedad.

Sobre este aspecto, explica Gómez, “ante esa necesidad de ofrecer proyectos de estratos altos, se piensa en las tierras disponibles que tiene la ciudad y Pance es un sector con buena disposición para la construcción, además que cuenta con un área de expanción 1400 hectáreas”, asegura.

Al tener terrenos disponibles, Pance se convirtió en la mejor alternativa para los constructores que están aprovechando las posibilidades que el POT del 2014 les brinda para realizar proyectos con más altura y ocupando menos área del terreno, algo que no era posible cuando estaba en vigencia el POT anterior, del año 2000.

En suma, las propiedades ubicadas en el sector de Pance, poseen una buena valorización, aunque con muchas posibilidades de crecer, no solo por sus cualidades naturales, sino también debido a las obras que actualmente se llevan a cabo, las cuales ofrecerán una nueva dinámica económica y social.

Como quien dice, Pance es una buena alternativa para el comprador.