Menú

LAS BONDADES DE VIVIR EN VALLE DEL LILI

Ver

UN SITIO GRATO PARA VIVIR

UN SITIO  GRATO PARA VIVIR

5 razones para vivir en Valle del Lili

  • Poder asomarse a la ventana y ver desde allí las montañas del Parque Nacional Los Farallones. Y al salir de casa, seguir disfrutando de la naturaleza, pero cerca de importantes clínicas, universidades, colegios, centros comerciales y recreacionales, hacen  parte del amplio menú de encantos que tiene el sector.
  • Las zonas verdes es el aspecto que más destacan los habitantes del sector. De acuerdo con Rocio Ruiz, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Valle de Lili, “en el campo urbanístico las mismas constructoras han aportado zonas verdes a la comunidad. Se han inaugurado parques en la Carrera 94 con Calle 42, también se han construido corredores biosaludables que han tenido gran acogida de parte de la comunidad, pues es un espacio que se presta para compartir en familia. Sin embargo, aún necesitamos más zonas verdes”.
  • El río Lili también le brinda un aire nuevo y cálido a los habitantes, “sirve de pulmón verde ambiental porque el lindero, que tiene más de 222 metros cuadrados es una zona donde las personas salen a caminar y a hacer ejercicio. También hay canchas de fútbol donde los niños disfrutan del deporte”, afirma Ruiz.
  • Además del progreso en la construcción de viviendas, quienes habitan en este sector tienen accesibilidad a importantes clínicas como la Fundación Valle de Lili y a algunas cercanas como la clínica Amiga y la Policlínica.
  • Allí están ancladas importantes instituciones de educación superior, como la Universidad Autónoma de Occidente, la nueva sede de Unilibre y pasando la Avenida Simón Bolívar, la Universidad del Valle, sede Meléndez. Sus residentes cuentan también con la posibilidad de disfrutar de grandes centros comerciales y almacenes como Jardín Plaza y La 14 de Valle de Lili y cerca se ubican centros recreacionales donde se puede disfrutar de variados deportes y de la gastronomía típica de la región, como Comfenalco, Comfandi y Club Campestre, entre otros.

El avance urbanístico

Valle de Lili es un segmento de gran crecimiento y expansión hacia el sur de Cali y cuenta con proyectos de vivienda de alta valorización.
De hecho, sus rutas de acceso y desarrollos viales hacen de esta zona un atractivo para la construcción.

Según algunas constructoras que están desarrollando proyectos en el sector como Jaramillo Mora, “el tema de construcción de vivienda en esta zona se encuentra en un desarrollo continuo y crecimiento constante. Día a día aportamos en la transformación urbanística de la ciudad con gran satisfacción de los ciudadanos, funcionarios y entidades involucradas en este factor de progreso y desarrollo”.

En eso coincide Paulo Aldana, gerente de Espacio Vital, quien opina que “este sector está plenamente consolidado y esto asegura la rentabilidad de compradores e inversionistas por su desarrollo, seguridad e infraestructura en servicios”.

“Las unidades residenciales del sector afortunadamente han respetado los espacios verdes, dejan algunos metros cuadrados para entregar a la misma comunidad parques pequeños, zonas verdes en donde los niños pueden divertirse en la naturaleza”, agrega el residente del sector Jaime De Castro.

De acuerdo con María del Pilar García Arizabaleta, arquitecta especialista en paisajismo, “en Cali la vivienda se ha reactivado, sobre todo en el sur”. Y esto está sustentado por las cifras del año pasado, por ejemplo, el 2016 fue uno de los mejores periodos para el sector constructor del Valle del Cauca. Se vendieron 21.113 viviendas, que representaron $3 billones para el mercado.

“Tenemos que tener en cuenta que en Cali se encuentra el metro cuadrado más barato de todas las capitales del país”, asegura la profesional García.

Proyectos de viviendapara todos

Proyectos de vivienda para todos

Con una gran variedad de precios para todos los presupuestos, diseños flexibles y excelente ubicación, los proyectos que se ofertan hoy en Valle del Lili cuentan con muchos atractivos para quienes piensan invertir en vivienda. De hecho, esta zona se ha posicionado como una de las preferidas por las familias caleñas.

En la zona hay una gran oferta de unidades de vivienda, las cuales cuentan con una arquitectura moderna y llamativa.

En el Valle del Lili, hacen presencia varias constructoras, las cuales tienen proyectos de casas o apartamentos para todos los gustos y presupuestos.
Quien esté en busca de vivienda puede visitar las diferentes oficinas, donde le brindarán toda la información necesaria y podrá cotizar el inmueble que se ajuste a sus expectativas y presupuesto.

No lo olvide, el sector del Lili es su mejor alternativa para vivir como siempre lo soñó, rodeado de naturaleza y de la mejor oferta comercial de la ciudad en este momento.

A continuación, algunos de los proyectos más importantes del Lili.

Chelo, de Jaramillo Mora

Chelo se convierte en una excelente oportunidad para adquirir vivienda en un sector de alta valorización en Cali. Está ubicado en la Calle 48 o Avenida Ciudad de Cali, con Carrera 99 A, cerca a importantes centros comerciales, almacenes de cadena, clínicas, universidades y colegios, además de una de las estaciones más grandes del transporte masivo MIO.

El proyecto se desarrolla en un lote de 6.240,35 metros cuadrados y está conformado por tres torres de 12 pisos para un total de 48 apartamentos en cada una. Es decir, 144 unidades de vivienda y 147 parqueaderos privados.

Chelo cuenta con piscina para adultos y niños, juegos infantiles, planta eléctrica para zonas comunes, senderos peatonales y zonas verdes, generando así áreas de esparcimiento para sus habitantes.

A su vez las visuales hacia los Farallones de Cali y su contigüidad a un parque lineal, hacen de este proyecto una excelente opción para adquirir vivienda.

Moretti, de Marval

Proyecto multifamiliar, ubicado en el lote 110 de la urbanización Valle del Lili, en la Calle 48, entre carreras 101 y 102.

Consiste en 7 torres de 8 pisos, 4 apartamentos por piso, para un total de 32 inmuebles por torre.

Los apartamentos tienen 90.96 metros cuadrados de área, con sala-comedor, balcón, cocina con barra abierta, alcoba principal con baño y vestier, dos alcobas auxiliares, estudio, baño auxiliar y zona de ropas independiente.

Incluye un parqueadero asignado.

En sus áreas comunes se podrá disfrutar de piscinas, turco, club house, gimnasio y zonas recreativas.

Índigo, de Meléndez

Ubicado en Ciudad Meléndez, sobre la Calle 58 con Carrera 99 y sobre la Calle 60, al lado del Condominio Reserva Carmesí.

Este conjunto residencial mixto de apartamentos y casas está conformado por 4 torres de 7, 8 y 10 pisos, con 4 apartamentos por piso y 12 casas de 3 niveles, en medios pisos, para un total de 204 unidades de vivienda.

Sus zonas comunes: piscina para adultos y niños, salón social, zonas verdes, juegos infantiles y locales comerciales.

CONECTANDO EL LILI CON CALI

CONECTANDO  EL LILI CON CALI

Valle del Lili solo le falta una cosa: más vías para movilizarse hacia otros sectores.

Pero la buena noticia para los habitantes del sector es que todo indica que antes de que se acabe el 2017 gozará de una de las obras de infraestructura vial más importantes para la ciudad: la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali.

Esta obra consiste en la construcción de dos puentes vehiculares, uno sobre el Canal Interceptor Sur, en la Carrera 50, y otro sobre el río Meléndez, en la Carrera 80. Además contempla el desarrollo del trazado de 900 metros de carriles centrales para facilitar la conexión con los laterales ya existentes de esta avenida, los cuales hacen parte del espacio público que deben entregar las constructoras al Municipio cuando desarrollan programas habitacionales.

Recientemente el secretario de Infraestructura y Valorización Municipal, Marcial Quiñónes, anunció que después de nueve meses de haberse iniciado el proyecto, los trabajos muestran un avance del 50%. “Hasta el momento se han instalado los pilotes de los puentes vehiculares que atravesarán el Canal CVC Sur y el río Meléndez y parte de las redes de alcantarillado, acueducto y eléctricas”, precisó el titular de la cartera.
Aunque el plazo contractual del proyecto establece que debe ser entregado el 30 de noviembre de este año, es decir, en menos de cinco meses, Quiñónes dijo que la obra va a muy buen ritmo y que el contratista está comprometido con aumentar el personal y la intensidad horaria.

El Secretario agregó que los 900 metros de vía ya están en fase de elaboración de la base y sub base para la pavimentación.

CONECTANDO  EL LILI CON CALI
CONECTANDO EL LILI CON CALI
CONECTANDO EL LILI CON CALI
CONECTANDO EL LILI CON CALI

CAÑASGORDAS, UNA JOYA DEL LILI

CAÑASGORDAS,  UNA JOYA DEL LILI

En la antiguedad, el sur de Cali estuvo poblado por grandes haciendas, que paulatinamente dieron paso a los múltiples conjuntos residenciales que hoy se observan en sectores como Valle del Lili, en la Comuna 17, así como en los alrededores de la vía Cali-Jamundí.

Una de esas fincas agrícolas y ganaderas que aún subsisten es la Hacienda Cañasgordas, importante referente de la arquitectura del Siglo XVII, en el que se utilizaba el llamado embutido de barro, que incluía troncos de madera para sostener las edificaciones. Así lo explica el arquitecto restaurador José Luis Giraldo.

Hacia 1984, cuando el profesional realizó investigaciones arqueológicas en la zona, encontró “los cimientos de la capilla que había sido demolida hacia 1.897”, cuenta el profesional.

Situada en el kilómetro 11 de la vía a Jamundí, esta imponente construcción, cuyo nombre original fue ‘Estancia’, adquirió el nombre de hacienda, debido a la expansión minera y demanda de azúcar, tabaco, miel y bovinos, para posteriormente ser denominada Casa del Alférez Real.
María Helena Quiñónez Salcedo, directora ejecutiva de la Fundación Cañasgordas, que administra el inmueble, dio más detalles de esta emblemática casona, patrimonio de los caleños.

Esta típica construcción era la más grande de la región, la más rica y productiva de todo el Valle del Cauca, en los alrededores de los ríos Lili y Jamundí.

Actualmente, la Hacienda está siendo restaurada, por lo que aún no está abierta al público, pero se reciben visitas programadas de universidades, colegios y comunidad interesada.

El costo de las intervenciones es de $ 6.700.000.000. En la última fase se terminarán las obras en la casona y se reconstruirá el trapiche. Esta última fase se inició este fin de mes y está prevista para estar culminada en siete meses.

En cuanto a proyectos futuros, el Plan Especial de Manejo y Protección de este patrimonio, que data de febrero de 2014, es claro en el uso que debe tener la hacienda. Esta es la carta de navegación, la cual permite que en la casona se establezca un museo, biblioteca y salones para eventos y reuniones, en tanto que el trapiche está permitido para uso comercial y restaurante. El patio central, vallado, espacio de localización de la antigua capilla y el cementerio, se permite que sea para usos recreativos y/o contemplativos asociados a la valoración del patrimonio arqueológico identificado.

Así, hay expectativa porque pronto este ícono del Sur de Cali abra de nuevo sus puertas a caleños y visitantes, para que se adentren en la riqueza histórica que narra el modo de vida en las otrora haciendas vallecaucanas.

CAÑASGORDAS,  UNA JOYA DEL LILI
CAÑASGORDAS, UNA JOYA DEL LILI
CAÑASGORDAS, UNA JOYA DEL LILI
CAÑASGORDAS, UNA JOYA DEL LILI
CAÑASGORDAS, UNA JOYA DEL LILI
CAÑASGORDAS,  UNA JOYA DEL LILI
CAÑASGORDAS,  UNA JOYA DEL LILI